sábado, 24 de agosto de 2013

relato.


y vino de nuevo
el viento

y entonces
el azul
del mar

quiso
confundir

al azul
del cielo

mientras una
gaviota
volaba
lejos

5 comentarios:

  1. La gaviota se convirtió en nube.


    Besos Amapola

    ResponderEliminar
  2. Me suena a libertad dentro de un espacio ilimitado y magnético por ese Azul lleno de intensidad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Sólo la gaviota podría distinguir cual era cual.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Mu bonito, pero la gaviota no sería Rajoy jajaja.

    Besos Amapola.

    ResponderEliminar
  5. jajajja, que chistoso eres...

    besos¡¡

    ResponderEliminar